Google+ Followers

jueves, 4 de mayo de 2017

CARTA A DIOS

No sé cuando deje de creer que tu presencia era algo prescindible, que me habías olvidado, te culpe por todo aquello que iba mal y me aleje de la luz que tantas veces llenó mi corazón y caí en un desierto y la sed de mi alma se volvió costumbre.

Hasta que empezaron las señales aparecer por todas partes, las señoras que golpeaban la puerta para compartir tu palabra, la sonrisa de mis hijos que me recordaba que existe esperanza, los mensajes del celular  que aunque los ignore era tu forma de llamarme, y ese vacío que solo lo puedes llenar tu con ese inmenso amor.  

Hoy sé que me perdonas, que hay esperanza, que los problemas solo me han llevado a convertirme en un mejor ser humano, fuerte, valiente del que estás orgulloso y a quien nunca has abandonado, hoy se que nunca has dejado de creer en mi y entiendo que solo el amor más puro lo perdona todo sin condición.

Gracias por amarme y aceptarme como soy, trataré de corregir mis errores y demostrarte lo mucho que te amo Papá.

Tu hija(o)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tu opinión nos interesa, por favor compártela.

Entradas populares

Follow by Email