Google+ Followers

jueves, 13 de marzo de 2014

PROCESO DE SANACIÓN DE TU NIÑO INTERNO (INCLUYE ORACIÓN)

Queridos amigos,

Cuántos de nosotros sentimos que lo que esperábamos o buscábamos en la vida no resultó, a cuántos se nos cayó el mundo porque no pudimos alcanzar una meta, o perdimos a un ser querido, o porque simplemente sentimos que nos encontramos en un punto en el que estamos estancados y no podemos continuar.

Mucha gente siente que ya no tiene fuerza, que ha luchado mucho y es imposible continuar, pero quiero que reflexionemos juntos y entendamos que aunque parezca que todo esta mal y que no hay luz en ninguna parte de nuestra existencia, es solo una ilusión provocada por el sufrimiento, la angustia y todos los sentimientos negativos que ha generado la situación.

Es importante que dejemos ir el dolor, perdonemos a los otros y a nosotros mismo y entendamos que sino damos el primer paso, nunca saldremos de esta situación que nos atormenta, no depende de otros, sino de la decisión de salir del estancamiento.

Si cerramos nuestros ojos y guardamos un minuto de silencio para responder la siguiente pregunta: ¿A cuánta gente le importo? ¿Cuántas personas me quieren? ¿Cuántas personas dependen de mi (puede ser en el plano personal, profesional o espiritual? ¿Qué pasaría con ellos si yo faltase?
Seguro entenderemos que somos más importantes y necesarios que lo que nos sentíamos,  que la vida tiene un propósito y que aunque se torna dura a veces vale la pena vivirla.

La clave para el proceso de sanación es encontrar nuestro centro, determinar el valor de nuestro niño interno y brindarle la atención que le hemos negado por entrar en el círculo vicioso del dolor,  para ser feliz a ese niño que llevamos dentro debemos recordarle que lo hace un ser de luz,  todas las virtudes que posee y todos los dones que le ayudan a iluminar la vida de los demás. 

No olvides que Dios y su ángeles caminan con nosotros siempre y solo depende de nuestra voluntad dejarlos entrar en nuestra vida y permitir que el milagro del amor nos cambie para siempre, porque aunque lo dudemos,  Dios, sus criaturas celestiales y muchas personas en la tierra nos aman, y esperan que les abramos las puertas del corazón para ayudarnos a sanar.

Es importante que recordemos que la vida pasa demasiado rápido aunque en el momento de sufrimiento cada segundo se vuelva eterno, por eso hay que enfocarse en sacar el mayor provecho a cada instante, hay que enfocarse en lo que nos hace feliz, no podemos aferrarnos a pasado, al dolor debemos construir un plan de vida, hacia donde iremos, como lo alcanzaremos, como superaremos los obstáculos.

La clave es Dios, amor, perseverancia y perdón.

Oración:
Amado Padre, Arcángeles y ángeles de la salud física, emocional y espiritual, vengo humilde a pedir su ayuda, es hora de sanar, dejar el pasado, el dolor y todo aquello que me enferma y  atormenta, para disfrutar las bendiciones que la vida me ofrece,  no permitan que me aparte de ustedes, guíen mi camino hacia la luz y el amor, quiero que el niño(a) que llevo dentro vuelva a sonreír y creer que existe esperanza, que hay sueños y que los podré alcanzar,  dejo todo en sus manos y les agradezco infinitamente por su ayuda,  desde hoy YO SOY una mejor persona, YO SOY el amor, YO SOY la verdad, YO SOY la esperanza, YO SOY la fe, YO SOY todo aquello que desee ser, con su ayuda y protección.
Amén


Si te gustó no te olvides de hacer click en nuestros auspiciantes.

Entradas populares

Follow by Email