Google+ Followers

domingo, 16 de marzo de 2014

LA VENGANZA Y EL PERDON

Cuando alguien nos hirió en lo más profundo del alma se vuelve muy difícil perdonar y dejar ir el dolor y la amargura, y se profundiza más cuando quien te lastimó no tiene signos de remordimiento o arrepentimiento,  pero quiero reflexionar contigo dos puntos importantes, el primero es la venganza y el segundo el perdón.

En el caso de la venganza siempre nos atormentamos con el pasado, en el dolor de sentirse víctima, y por supuesto en querer que el culpable pague por lo que nos hizo,  pero  esto es una fase en la que te encuentras estancado y no podrás crecer ni desarrollarte espiritualmente, además puede afectar los otros planos de tu vida, ¿a quien realmente lastimas si te encuentras en esta situación?, la respuesta es muy simple SOLO A TI y A LOS QUE TE QUIEREN.

Debes entender que no necesitas hacer justicia por tus propias manos ni desear mal a otros, porque atraes karma (energía negativa) a tu vida, es Dios quien ajusta cuentas y lo hace en este plano, así que deja tu sufrimiento en manos de Él, aquí viene el segundo punto es el perdón, perdonar a la otra persona y a nosotros mismos, muchas veces es más fácil perdonar  a la otra persona porque simplemente decidimos que lo ocurrido no volverá a pasar si nos alejamos de la otra persona, y eliminamos todo lo que nos recuerde su existencia y nos traiga dolor,  el problema es perdonarse a uno mismo, entender que si fuimos victimas no somos culpables, que aunque nos torturemos pensando que debí hacer diferente es imposible volver al pasado y cambiarlo, que eres un ser muy valioso y que lo ocurrido fue solo una prueba porque tu eres un ser de luz y el acontecimiento te hizo ver la fuerza que llevas dentro y el capacidad que tienes para levantarte después de un tropiezo.

No olvides que Dios te ama y sus ángeles están velando tu caminar.

Te invito a realizar la siguiente oración:
YO SOY PERDÓN, YO SOY LUZ, YO SOY EL CAMINO, YO SOY LA PAZ, YO SOY LA FELICIDAD, YO SOY SU AMOR Y EL ME DARÁ LA FUERZA PARA SEGUIR EL CAMINO DEL PERDON A LA FELICIDAD.

Amén

Si te gustó no te olvides de hacer click en nuestros auspiciantes.

Entradas populares

Follow by Email