Google+ Followers

martes, 1 de octubre de 2013

La obra misteriosa de los ángeles

Cuenta mi abuela que en un pueblo de la costa del Ecuador vivía una familia muy rica y otra extremadamente pobre,  un día dos ángeles decidieron pasar por el pueblo, y como es costumbre en ese lugar solicitaron posada para pasar la primera noche, los forasteros lucían ropas limpias y muy sencillas, la primera casa era una casa humilde de caña con una habitación, la familia consideraba que los invitados deben ser tratados como miembros de la familia, así que compartieron su comida y les ofrecieron la habitación.  Al día siguiente la señora de la casa lloraba se había muerto la única vaca que poseían y que era su fuente de sustento, los ángeles lamentaron lo ocurrido, agradecieron la hospitalidad y continuaron su camino.
 
La siguiente noche arribaron a una de las haciendas más ricas del país y solicitaron posada, el dueño autorizó que les permitan dormir en las caballerizas y no les brindaron más que las sobras de la casa grande,  al día siguiente cuando despertó el ángel más joven vio que él otro ángel se encontraba tapando un huevo en el piso de la caballeriza, nadie agradeció ni apreció su trabajo, ellos agradecieron y continuaron su camino.
 
El ángel más joven estaba perturbado no entendía lo que había ocurrido, en la primera casa los trataron como familia y compartieron su comida, y a pesar de esto el otro ángel permitió que se muriera la vaca, en la segunda casa donde no fueron recibidos en forma hospitalaria en cambio el otro ángel se esmero en ayudarlos inclusive haciendo trabajo de albañilería, indignado el ángel más joven le reclamó ¿cómo puede ser que Dios este de acuerdo?.
 
El otro ángel respondió, Dios obra de maneras misteriosas, eres muy joven y no te has dado cuenta de lo que ocurrió, la noche que pasamos en la primera casa tuvimos la visita del ángel de la muerte, venía a llevarse a la señora de la casa, sin embargo fue tanta nobleza por parte de esa familia que le pedí a Dios que permita que el ángel de la muerte se llevara a  la vaca  en vez de la señora.  En cambio en la segunda casa existía un tesoro escondido en ese lugar, pero esa familia ya tenía mucho y no sabía como compartir sus bendiciones, así que Dios me pidió que tapara ese hueco.
 
Entiendes hermano Dios esta cerca nuestro y nos ayudará en todo a veces le puede pasar algo a lo material y nos duele por el dinero y el trabajo que implicó conseguirlo, pero Dios sabe porque hace las cosas no veas la punta de tu nariz, mira a tu alrededor y verás la obra de Dios y sus ángeles en tu vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tu opinión nos interesa, por favor compártela.

Entradas populares

Follow by Email